La algarroba

Para hablar de la algarroba primero tenemos que hablar del chocolate, denunciando los daños físicos y fisiológicos que produce. El chocolate contiene una sustancia llamada "Methylxanthines." Esta sustancia se encuentra también en el café y en las colas y puede alterar el protoplasma de las células del cuerpo.

Los síntomas son: el corazón late más rápido, insomnio, fatiga, ansiedad, dolor de cabeza, palpitaciones rápidas, vértigo,… en fin, toda clase de trastornos, que el cuerpo se acostumbra a ellos como algo normal.

Hay muchos otros aspectos negativos acerca del chocolate y que es bueno poder conocerlos a fin de tener un criterio objetivo de las cosas que ingerimos y sus efectos negativos.

Por eso, para aquellos que disfrutan el chocolate existe un sustituto que es la ALGARROBA. No requiere azúcar porque su sabor es dulce. No requiere fermentación, siendo una rica fuente de nutrientes importantes como la Tiamina – B1, riboflavina – B2, niacina, vitamina A y calcio. También contiene potasio, fósforo, magnesio, sílice y hierro.

Mientras que el chocolate tiene un 52 % de grasa, la algarroba sólo tiene un 2 %. Además contiene pectina, que es buena para regular la digestión, excelente para los niños pequeños porque provee calcio y fósforo para dientes y huesos. Se parece al cacao en color y sabor. Para los que deseen restringir el consumo de azúcar, cafeína y grasas saturadas, la algarroba es la alternativa saludable al chocolate.

Creemos que es de SENTIDO COMÚN usar algarroba en vez de chocolate.